13 enero 2011

Como los guisantes.

Tenia ganas de expresar mi opinión y un artículo sobre el capítulo en Jerusalén de "Españoles por el mundo" me ha dado el empujoncito para hacerlo.

Me repugna que los dedos escurridizos de unos cuantos adinerados cercene la libertad en la televisión pública. Habida cuenta de que nuestro gobierno no solo NO ES SOCIALISTA sino que ademas sorprende con sus medidas pseudofascistas al más reaccionario, no sospechaba yo que los espectros sionistas fueran a participar de ella, pero fijate tu por donde que este documental esconde la cara amarga de Jerusalén y en otro giro más de sorprendente irracionalidad, muestra el paraiso terrenal de Sión.

TOCATE LOS COJONES: hemos visto a los yonkis de Johanesburgo, la miseria de Calcuta pero en la ciudad que orquesto el asesinato de 437 niños palestinos en el año 2009 solo hay paz y amor. Y MIEDO.

Yo no tengo miedo, duermo tranquila por las noches, los niños caminan tranquilos por las calles de mi pueblo, no tengo armas ni ganas, ni dinero para comprarlas, no envidio a mi vecino y aunque he sufrido mucho en la vida NO guardo rencor ni odio a nadie.
Ya aviso, eso no se consigue con dinero o dogmas de fe.

Anda y que les ondulen.