13 enero 2011

Como los guisantes.

Tenia ganas de expresar mi opinión y un artículo sobre el capítulo en Jerusalén de "Españoles por el mundo" me ha dado el empujoncito para hacerlo.

Me repugna que los dedos escurridizos de unos cuantos adinerados cercene la libertad en la televisión pública. Habida cuenta de que nuestro gobierno no solo NO ES SOCIALISTA sino que ademas sorprende con sus medidas pseudofascistas al más reaccionario, no sospechaba yo que los espectros sionistas fueran a participar de ella, pero fijate tu por donde que este documental esconde la cara amarga de Jerusalén y en otro giro más de sorprendente irracionalidad, muestra el paraiso terrenal de Sión.

TOCATE LOS COJONES: hemos visto a los yonkis de Johanesburgo, la miseria de Calcuta pero en la ciudad que orquesto el asesinato de 437 niños palestinos en el año 2009 solo hay paz y amor. Y MIEDO.

Yo no tengo miedo, duermo tranquila por las noches, los niños caminan tranquilos por las calles de mi pueblo, no tengo armas ni ganas, ni dinero para comprarlas, no envidio a mi vecino y aunque he sufrido mucho en la vida NO guardo rencor ni odio a nadie.
Ya aviso, eso no se consigue con dinero o dogmas de fe.

Anda y que les ondulen.

05 enero 2011

El PSOE pasa a denominarse PNOE.

Ayer sali por primera vez a echar unas cerves desde la entrada en vigor de la nueva ley antitabaco.

La primera impresion fue de sorpresa por ver los bares, como decirlo? mas vacios de lo normal. Fuimos a un barecito donde solemos bebernos unos 5 o 6 botellines por barba. Me pedi un botellin y cual fue mi sorpresa, que de repente a mi compañero y a mi (estando completamente solos en el bar) nos toca salir fuera, botijo en mano, a echar un cigarrito.
Ya puestos el camarero salio con nosotros porque tambien fuma.

Teniendo el botellin en la mano fue inevitable que me lo bebiese en el transcurso del fumeteo, y cuando entramos de nuevo pedimos el segundo.

Como yo fumo muy despacio y tabaco de liar suave, el primer cigarro apresurado en el exterior no me supo a nada, de manera que en cuanto le pegue un tiento al segundo botellin me apetecio fumar de nuevo.

Consciente de los niveles de ansiedad que estaba generando, decidi que era el ultimo botellin que me tomaba y me largaba a otro bar o a mi casa y mientras estabamos de nuevo todos en la calle, paso una TONTA DE LOS COJONES y nos espeto que eso estaba bien, que fumaramos fuera.

Personalmente ya tenia tal nivel de estres que me dieron muchas ganas de arrastrarla de los pelos y obligarla a consumir en el bar el equivalente a lo que yo NO iba a consumir, dado que era una ley para eso, para que ellos gasten lo que no gastaban por nuestra culpa.

Pero no, me calle la boca, entre a pagar (mientras unos nuevos clientes discutian con el dueño del bar por no poder fumar en el local) y me fui entristecida por no haber hecho lo que me gusta y me relaja, a saber, echar unas cervecitas charlando con mis vecinos y amigos, riendo y por supuesto, fumando si apetece.

Di un pequeño rodeo y me fui a casa, donde me aburro, bebo y fumo el doble que en la calle porque es mas barato y estoy menos entretenida.

Gracias al Partido Nacionalsocialista Obrero Español por vigilar mi salud, por apoyar a los hosteleros, por crear tan buen ambiente en las calles y en definitiva, por demostrarnos a quien debemos votar en los proximos comicios.

Gracias, aunque lamento informarles que les haya salido justo al reves.