26 mayo 2006

Soy gilipollas (pero mucho).


Ya decía yo para mis adentros que no podía ser cierto. Que no podía existir alguien tan cojonudo… Nos gusta la misma música, la cerveza, el fútbol y me gusta mazo…

Hoy me he enterado. Es homosexual.

Mi resentimiento inicial a dado paso a una mezcla de rabia y depresión al 50%. Y no con el chaval, él no tiene culpa de nada. Sino conmigo misma por bajar la guardia, por ser tan inocente, por creer que podía haber algo, por no darme cuenta…

Con razón tiene ese cuerpazo y nunca habla de pibas… no se que cara voy a poner el lunes. Quizá de imbécil, so babas, gilipuertas, mamona, subnormal, etc…

En fins… vaya colección de amigos gays tengo… la puta que lo parió… no tenía planes para el finde, ahora si, mamarme todo el día…