14 mayo 2006

Lo de ayer no tiene nombre.


A eso de las 3 de la mañana le decía a Lo, -y como explico yo esto en tres párrafos para el blog?, a lo que Lo contesto que era imposible. Cierto. Pero lo voy a intentar.

Después de que la autovía nos escupiera y volviéramos a dar la vuelta a medio Madrid, alcanzamos el objetivo y llegamos al Irish Corner. Después de dar un par de vueltas al puto bar lleno de jodidas escaleras de mierda llegamos a la planta baja donde supuestamente era el concierto.

-Llegados a este punto me veo en la obligación de hacer un inciso para comentar que yo apenas podía mover las piernas víctima de las agujetas por el concierto de Habeas…Botar durante más de una hora es definitivamente malo-

Pues cuando llegamos a la puerta, un gorila nos dice que es una fiesta privada y que de pasar nasti. Llaman al subnormal del manager para decirle que nos había invitado el cantante y nos dice el muy hijo de perra que ese concierto se ha cancelado porque el cantante está ingresado, que hay otro concierto y que de pasar nasti…

Mientras soltaba improperios a un ritmo bastante fluido fuimos a cenar algo Lo y yo. Decidimos consultar en metrópoli vía wab a ver si había algún concierto por ahí, con el pequeño handicap de que eran las 0:00… en el Segundo Jazz Club había un concierto (hijos de puta) con pases a las 0:00, 1:15 y 2:15… pues allá que fuimos (hijos de puta).

Sorprendentemente conseguimos aparcamiento en la puerta… (hijos de puta). Cuando con todo el sufrimiento del mundo conseguí salir del coche y nos acercábamos a la puerta comenzamos a oír la letanía de un cansautor… HIJOS DE PERRAAAAA nos tragamos 15 minutos de concierto de canción protesta por progres de la transición (lleno de divorciadas de +50 cachondonas) que daba más miedo que un concer de los Toy Dolls… presa del terror y con la sospecha de que cuando acabara el concierto empezarían a salirles colmillos y nos tendríamos que defender a base de crucifijos y agua bendita (que curiosamente no teníamos encima), nos tomamos la birra a toda ostia y salimos del antro a velocidad de crucero…

Decidimos visitar el garito de unos colegas en Lavapies en el que ponen R’n’R de verdad y que mola(ba) mucho.
Llegamos y sorprendentemente conseguimos aparcamiento en la puerta… Estaba cerrado, mugriento y con pinta de nicho… Lo insinuó que eso llevaba cerrado desde antes de que yo naciera, le mandé a tomar por culo y nos fuimos al bar de enfrente… Y cuando parecía que todo iba bien, nos ponen cerveza fría y a la Creedence, cual es nuestra sorpresa que entramos a sentarnos a reflexionar en una mesa y nos encontramos con la autentica y genuina RUMBERAAAAA!!!!!! Pa cagarse… a estas alturas nos dimos cuenta de que en el puzzle cósmico de la vida, esa noche, alguien había colocado una pieza a ostia limpia…

PD: El garito al que ibamos lo han vendido. Otro garito cojonudo menos… Me cago en la ostia y con razón.
PD2: Imposible describir en un par de párrafos. Cierto.