28 abril 2006

Y ya podemos dar por inagurada la temporada de sol.



Después de comer busco un pedazo de hierba con sombra bajo los pinos, me tumbo a escuchar “O rappa” y a fumar. Cierro los ojos y me dejo mecer por los golpes de calor entremezclados con la brisa fresca… Estos son los tipicos momentos por los que merece la pena vivir.