12 diciembre 2005

A full.

Después de casi una semana entregada a mis labores de reconstrucción del hogar, por fin he acabado la puta casa de las narices. Lamparas, cortinas, muebles y coordinados textiles...

Ahora a disfrutar si puedo... me gustaría, es más, necesito extenderme pero no puedo porque vivo presionada por el estres laboral...

Que le vamos a hacer, en otro momento... mientras tanto podéis masturbaros tranquilamente observando la belleza incomparable de mi coche nuevo...