25 noviembre 2005

SOY GILIPOLLAS

Ayer fue un día de esos que no sabes si fue bueno o malo, pero si puedo reconocer que fue extraño.

La mañana transcurrió tranquila, y alrededor de las 12 de la mañana Javi y yo nos tomamos un par de cañitas, nos desahogamos un rato, diciendo tolonterías.
A las 3 comenzó la odisea comprando 4 peces Molly plateados y un Escalar, para decoración del hogar… El caso es que el Escalar parecía como que le quedaran 4 días, así que puse especial atención al ganado.
Por la tarde me fui a la autoescuela y me dejaron meter tercera jejeje, me lo pasé muy bien. Realmente, me gusta conducir…
Cuando volví a casa me acerque a ver a los pececillos y donde yo dejé 5 peces, ahora había 6… Me fijó más atentamente y descubro un pez pariendo!, completamente consternada por el hecho llamé a mi ex que había tenido muchos peces y se lo conté. Para no perder la costumbre, dijo que eso era imposible y que estarían cagando… cuando por fin reconoció que los mollys incuban dentro del cuerpo los huevos, yo ya tenía 6 crías de pez… como los recién llegados, eran eso, recientes, no tengo infraestructura para la cría de pescados, así que como se que los peces se comen a los pezqueñines, separé a la parturienta en un tupperware hasta conseguir la logística necesaria. Cuando había “cagado” (Javi me ha dicho que los peces lo hacen todo por el culo, que solo usan la boca para hacer pompas) 8 crías parecía que no quedaban más, así que la devolví a la pecera. Y súbitamente descubrí que otra Molly estaba pariendo también… empecé a cuestionarme si eran peces-conejos o que puñetas eran esa panda de fulanas que había adquirido… El caso es que aislé a la segunda preñada y el tupperware y con un cucharón de cocina rescaté las crías que habían quedado en la pecera… finalmente tengo un tupper con 20 crias de zorra plateada.

A todo esto me acababan de mover el frigorífico, el lavavajillas y el contenido de dos armarios de cocina para buscar el origen de una gotera en el pasillo. Un caos.

Por la noche salí a tomar algo, me comentaron un par de cosillas y salí de la Galia tan cabreada y frustrada que le metí a una pared, me reventé la mano y ahora tengo un dedo roto, me he jodido las prácticas del coche por lo menos durante un mes y me duele la mano horrores. Al menos ya no estoy cabreada. Je… soluciones aparatosas.

4 Comments:

Anonymous El desterrado farfullo...

¿cómo se te ocurrio hacer eso?
Carolinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

01:20  
Blogger Carol farfullo...

No me llames Carolina!!!!!!!!!!
que te meto... ;)

Pues porque yo no sabía que los peces se preñan. Para otra vez tendré más cuidado... o no...

11:29  
Anonymous El desterrado farfullo...

Decia lo del dedo roto, Carol. Ainssssssssssssss. Los peces me la ... xD.

14:07  
Blogger Carol farfullo...

uyuyuy veo que si ignorando mi sarcasmo sigues preguntando, debes estar realmente interesado...

Ok, pues, lo hice por amor...
...
XD

PD: Se me han muerto las 20 crias... Hoy es un día grande.

19:22  

Publicar un comentario

<< Home