17 octubre 2005

Grandes momentos de la civilización.

Qué leches, para grandes momentos el conciertazo de Mamá Ladilla!!

Glorioso instante: “Flípalo”, sin duda uno de mis temas favoritos hace un güevo de años sigue siendolo hoy. Muchos pendejos y yo desaforada botando como una pelota, desgañitándome a cantar y claro, sudando como una maldita hija de perra feliz.
Como no, son tan malos que no decepcionaron a nadie. Hasta el cierre con “Chanquete a muerto” (of course) todo el recital fue un barullo de empujones que mis retinas nuevas aguantaron con estoicismo. Desprendimientos a mi??? Já. Yo llevaba las botas bien atadas de casa…

Ante el temor de repetir hazaña, esta vez fue sobria al concer. En otra ocasión, hace un cerro y medio de años, fui a verlos pero no pude por el nivel de polintoxicación que llevaba, asi que esta vez me tome un gïsquito (de 12, claro… eso es salud, verdad Pelu?) y me dispuse a dejarme los pellejos en las primeras filas. Era una sala pequeña pero la verdad es que estuvo animadillo. A mitad del concierto el cantante tuvo el gesto de pasarme una botella de agua porque mi ya maltrecha hipotensión sanguinea no soportaba la sudada… un detalle para unos tios tan cerdos. Jejeje si es que no se puede ser tan bonita…

Despues, claro, bocata de jamón en Lavapies y Vallekas… pero esta vez iba demasiado serena para soportar las ordas de jevis casposos del excalibur y me piré a mi garito punkarra de Sanse, a ponerles los dientes largos jejeje.

En dos palabras: Perfecto Sábado.

PD: Pepe!! Tengo tu pegata, te la cambio por la chapa de “Imbecil Inside”. Intercambio kultural.