18 agosto 2005

Por las dudas.

Hoy he leído una de las alegorías más sencillas e ilustrativas de la necesidad de filosofía en nuestro tiempo:

Parece que "como el conejo fascinado por la serpiente, miramos al peligro sin saber cómo evitarlo".

B.Russell, "Nuevas esperanzas para un mundo en transformación"(pag. 9).