23 agosto 2005

En busca del movimiento.


Estado de suspensión en el que las horas pasan y no se sabe como pero el cuerpo parece atrapado, contemplando a veces con horror como los pétalos del tiempo han caído, ya están secos y tu ni oliste la flor.

Ya son las 11 y estuve absorta toda la mañana, con la cabeza a cien mil kilómetros de aquí, entre la maleza, entre edificios desconocidos y carreteras perdidas en el olvido. Imaginando barcos, guitarras, fango y miradas cerradas observándome. Buscando otro tiempo que ya pasó.

Música insípida, ningún avance, ninguna gana de hacer nada, como esperando a que sea de noche para arrepentirme después de no aprovechar el día. Ayer me perdone la cabeza y hoy no habrá displicencia otra vez.

Tantas novedades en el escaparate de la vida y mi cerebro anodino se aburre. Lo que demuestra que el tedio es un estado mental inevitable a veces. Necesito dormir, energías para enfrentarme a una batalla cruenta contra mi propia dejadez.

Tengo miedo de no dar la talla, mucho miedo, casi ganas de llorar, angustia... pero voy a ir a por todas, no hay otra opción.

2 Comments:

Anonymous perchadm farfullo...

No dar la talla? Tu?!!!
Ademas... que talla? Aqui nadie pone niveles; que ya somos mallorcitos. Te entiendo que tengas ganas de conseguir el objetivo, pero no te lo plantees como si tuvieras que responder ante nadie.
Ademas, hasta que punto esta de nuestra mano conseguir una meta esta por demostrar; con lo que en ultimo caso solo te puedes culpar o felicitar por un resultado en un cierto porcentaje.
conclusion; haz lo que puedas y no te atormentes.

18:48  
Blogger Carol farfullo...

jarf, jarf, apabullante... ;D

21:38  

Publicar un comentario

<< Home