19 julio 2005

Melifluas subidas y bajadas.

De repente la luna,
caminas y no sabes para donde.
Te paras en una esquina y miras arriba.
Estas solo, completamente solo mirando la luna.
No sabes donde ir y tienes ganas de llorar,
miras arriba y ves la luna tan clara
y te das cuenta.


Si existieras, si estuvieses aquí…
Amándonos y nunca, pero nunca solos.

Utopías.