29 julio 2005

Limite

Intento vencer las limitaciones de nuestra lengua, pero a ratos es imposible.

Imposible de describir con palabras determinados estados.

Estados casi muertos, entre lo humano y lo inhumano, tan lejos de lo establecido, mezclandose a partes iguales tristeza e indiferencia.

Indiferencia por todo lo que nos rodea, que no nos afecta, que no sentimos, que estamos ausentes.

Ausentes a la fuerza cuando en realidad nada nos ata. Como abandonados por nosotros mismos, faltos de toda motivacion.

Motivacion vuelve conmigo, te echo de menos si estas lejos tan solo un instante...